Una de cal y otra de arena

0
9

Los manejos de un gobernante, claramente no pueden dejar a todos contentos, ni a la oposición, ni al oficialismo; inclusive, ni a sus propios votantes. Esto genera un escenario en que por cada situación buena, exista otra mala.

En el caso del actual presidente, Rodrigo Chaves, al movimiento cooperativo le presentó una buena noticia, como lo es el proyecto de ley para reformar la Regla Fiscal (expediente 23.330), en la que sacaría a entes públicos no estatales.

Una modificación satisfactoria para el movimiento cooperativo ¿Por qué?, porque entidades como el Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop) saliendo de esa medida, podría utilizar la totalidad de los recursos que ingresan a su cartera.

Esta institución obtiene recursos privados, aportados por los excedentes de cada cooperativa, que no tienen ningún tipo de afectación en el erario público.

Conacoop vela por la defensa del movimiento cooperativo, realiza visitas, brinda capacitaciones y alianzas con empresas de economía social solidaria de todos los rincones del país.

Las empresas del cooperativismo han generado un mayor desarrollo de las zonas rurales; ejemplo de ello son Zarcero, San Carlos y Los Santos, lugares que han disfrutado del beneficio de tener empresas cooperativas para distribuir riqueza y brindar oportunidades de trabajo y educación, todo de forma sostenible.

No obstante, su funcionamiento se ve coartado por la aplicación injusta de la Regla Fiscal, admitida por varios diputados opositores quienes en un principio señalaron esos errores, como Gilbeth Jiménez del PLN y Jonathan Acuña del FA.

Inclusive, el nuevo proyecto, más allá de la diferencia ideológica, es visto con buenos ojos por parte del jefe de fracción de la bancada de izquierda. 

Aún así es necesario recordar que Chaves al principio de su administración tomó una postura inquebrantable sobre la aplicación de la Regla Fiscal, pero como solo los ríos no se devuelven, tuvo que reconocer su error e impulsar modificaciones a esa medida.

Si bien se debe reconocer que intenta enmendar su error; también existe un proyecto de ley completamente destructivo para el movimiento cooperativo: La venta del BCR.

El Banco de Costa Rica, es la entidad financiera con mejor rendimiento (incluyendo los privados) en todo el país, también es una institución histórica a la que se le debe mucho por su labor.

¿Cual labor? Pues el Banco genera los suficientes recursos para tener sus finanzas sanas, obtiene ganancias para cumplir con sus compromisos, financiar los rendimientos del próximo año y dotar de recursos frescos a múltiples instituciones del país.

Esto quiere decir que el BCR hace todo lo que un banco tiene hacer, a tasas menores (por el interés social que tiene como institución estatal) y le todavía le alcanza para financiar instituciones del Estado.

¿Cuáles instituciones y en qué me afecta? Bueno, parte del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), o sea, su pensión.

Si usted o un hijo necesita de una beca le podrá afectar, ya que Conape recibe dinero del BCR; o si llega a ser víctima de un desastre natural, porque también gira recursos a la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

Además de ello, está el Infocoop, que recibe un 10% de la utilidades para darlo a emprendimientos cooperativos y fomentar el crecimiento de este modelo empresarial.

Estos recursos funcionan para cooperativas y grupos precooperativos que creen en este modelo como el más adecuado para sus actividades de desarrollo, trabajo y sustentos.

Así como se piensa en la señora de Purral, se debe pensar en los palmeros de la Zona Sur, los indígenas en la reserva de territorios cábecar en Talamanca, a los emprendedores de Desamparados, en mujeres que hacen maquilas textiles en Grecia.

Quienes a través del cooperativismo han llenado sus hogares y poblados de oportunidades de desarrollo y medios de subsistencia.

Ahora, sacar alrededor de 5.000 millones a las cuentas de Infocoop, terminaría por evitar el fomento de empresas, claves en la reactivación económica.

Por esto, a pesar del gusto o no, del voto o no, es imperativo negarse a dar un cheque en blanco a los gobernates, dejar que todo pase a la espera de que administren el Estado en favor cada uno como individuo; ya que no todas las políticas tomadas serán beneficiosas para usted.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí