Segunda vuelta: doblez de ventaja de Chaves sobre Figueres

0
16

Por Emmanuel C. Prado – Politólogo, asesor y consultor

Tras la primera ronda electoral de febrero, el país se encamina a un balotaje entre el expresidente José María Figueres del Partido Liberación Nacional (PLN) y el economista Rodrigo Chaves del Partido Progreso Social Democrático (PPSD). 

Ninguna de las tendencias superó el 40% de los votos requerido para ganar en primera ronda. Los verdiblancos superaron por 220 mil votos al reciente partido de Chaves que, en los más recientes estudios de opinión pública, lidera la intención de voto del electorado para ganar en segunda ronda. 

Las mejores herramientas con las que contamos para trazar estimaciones sobre los resultados de la segunda vuelta, son los recientes estudios de opinión pública del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica, y el Instituto de Estudios Sociales en Población (IDESPO) de la Universidad Nacional. Ambas indican que la segunda vuelta llevará a una inminente victoria de Chaves sobre Figueres. 

Según el IDESPO-UNA, 48.5% de las personas que decidieron ir a votar por Chaves, lo harán movidos porque prefieren votar por un candidato nuevo, así como también para evitar que Liberación Nacional salga victorioso en la segunda ronda. Mientras que la principal razón de apoyo a Figueres, es su experiencia y carrera política. 

En esta misma línea, el CIEP-UCR, valoró sin diferenciar entre cada candidato, que la experiencia es el atributo de mayor atracción que poseen los contendientes. 

El valor de la experiencia podría ser interpretado a través de la larga data en la experiencia de Gobierno de José María Figueres, así como la experiencia abordada por Rodrigo Chaves en el Banco Mundial. Apelar a este valor como un atributo positivo, pudo haber sido efectivo en la primera ronda, pero en esta segunda donde la estrategia va dirigida a distinguirse dentro del electorado, es un atributo compartido que puede ser difuso y con muy bajo efecto dentro del elector. 

Quiero hacer hincapié en la alta posibilidad de que el desafío más grande para esta campaña, definitivamente sea para José María Figueres, quien posee grandes debilidades en materia que son de interés para el electorado que sí se está acercando a las urnas. 

Por otro lado, Chaves reúne las condiciones propicias de una figura relativamente nueva en el escenario político, que goza de una ventaja debido al poco desgaste político, erosionado sólo por la denuncia en su contra sobre acoso sexual a funcionarias dentro del Banco Mundial. 

La Dra. Ilka Treminio de FLACSO-CR ha llamado a Chaves como un neófito, y tal descripción es realmente pertinente. Su emergencia dentro de la política, puede ser comparable a la de figuras autoritarias como la de Nayib Bukele, en El Salvador, e inclusive como Jair Bolsonaro en Brasil. Su cerco ideológico es poco claro, y es altamente adaptable a las circunstancias que mejor le favorecen, a nivel discursivo. No obstante, su moderación discursiva y esfuerzos por disuadir las críticas que realiza la prensa, pueden ser realmente efectivos, sobre todo considerando que el apoyo de Pilar Cisneros le ha proporcionado legitimidad frente a la opinión pública. 

Los ataques a la prensa, han servido de doblez para señalar cómo la manipulación mediática se produce desde los medios convencionales, pero al mismo tiempo este argumento impide que cuestionamientos sobre el financiamiento de la campaña, logren prosperar en el interés del electorado al momento de decidir su voto. 

Sobre los votos adherentes de otras fuerzas políticas, parece ser que existe un cálculo cuidadoso pensando en la fragmentación de la Asamblea Legislativa. 

Dentro de algunos datos importantes sobre el próximo congreso, cabe rescatar que se contará con la mayor representación de mujeres en la historia de nuestro país, así como casi todas las fracciones, son paritarias. 

Solamente se identifica una fuerza progresista contra un polo ideológico que apunta hacia un centrismo-derechista de carácter ideológico. Partidos que quedaron fuera de la deuda política y de curules legislativas, como Fuerza Nacional de Greivin Moya, y Unidos Podemos de Natalia Díaz, ya dieron su apoyo. El primero a Figueres y la segunda a Chaves, en un cálculo que no genera ni raspones en la orientación que lleva la campaña. No obstante, el electorado que votó en primera ronda se está dividiendo de manera más o menos semejante entre las dos fuerzas contendientes de segunda vuelta, favoreciendo a Chaves principalmente. 

Uno de los hallazgos de mayor interés, es como las denuncias de mayor peso contra cada candidato, poseen un grado de importancia en el electorado. Según el CIEP-UCR, un 45% de las personas entrevistadas considera que la denuncia por acoso sexual que rodea a Chaves, no tiene importancia. Para Figueres, la denuncia por corrupción ICE-ALCATEL del 2004, pesa en un 47% del electorado. Estos son signos propios de una sociedad marcada por la misoginia, y que denotan una baja importancia sobre la violencia que sufren las mujeres. Como dijo la socióloga Odette Fonseca de forma burlesca, mientras uno no puede ingresar al Banco Mundial, el otro no puede entrar al Mercado Central. El repudio a ambas candidaturas, es bastante grande. 

En conclusión esta segunda ronda se debate entre un candidato que apunta a ser antisistema, autoritario y con grandes cuestionamientos por acoso; y otro que según su experiencia, representa la institucionalidad pública, pero con un desgaste político marcado por la corrupción de su partido. Los esfuerzos para llamar al electorado serán muy puntuales, como la recién anunciada oficina de la fe, que sirva de enlace entre las iglesias evangélicas y Casa Presidencial, propuesta por Figueres. Lo cierto es que gran parte de las personas votantes, no irán a votar por ninguna fuerza política, a menos que prevalezca un voto anti-candidato, que parece está cobrando más a Liberación Nacional, que a Chaves. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí