‘Se ordenaron las cuentas’

0
33

El vicepresidente del Consejo de Administración de CoopeAsamblea R.L. Paul Stephen explica cómo lograron recomponer la administración y gobernanza de una cooperativa clave para el personal legislativo.

Paul Stephen atendió a La Voz Cooperativa en la Asamblea Legislativa.

El vicepresidente del Consejo de Administración de CoopeAsamblea R.L. Paul Stephen, quien fue uno de los asociados que se propuso a sacar adelante a la cooperativa, luego que la cooperativa entrara en problemas de liquidez producto de decisiones erradas y bajo investigación, afirma con satisfacción que han logrado estabilizar la cooperativa y abrir los procesos necesarios para que la base asociativa siga creciendo en función de obtener beneficios para mejorar su calidad de vida.

Stephen explica cómo lograron recomponer la administración y gobernanza de una cooperativa clave para el personal legislativo y que está en constante exposición de forma directa ante los funcionarios y usuarios del Primer Poder de la República.

¿Qué pasó y qué pasa hoy en día con CoopeAsamblea?

Gracias. Lo importante a resaltar es que en el año 2020 un grupo de funcionarios que integramos el Consejo de Administración y en mi caso el comité de Vigilancia, pudimos detectar una serie de anomalías e irregularidades y entonces, realizamos una auditoría forense donde se encontró un montón de irregularidades.

La gravedad de esa toma de decisiones pasa por la afectación a los asociados. Finalmente lograron reordenar la cooperativa en función de la eficiencia y efectividad de la cooperativa. ¿Fue la compra de una finca de recreo que no le aportaba nada a la cooperativa el punto de inflexión?

Es un punto importante. Infocoop había realizado una auditoría y la misma Ley de Asociaciones Cooperativas establece que una cooperativa como la nuestra, que es de ahorro y crédito, no debería tener un pasivo como ese, que además requería un mantenimiento que generaba pérdidas que se veían reflejadas en los estados financieros. La cooperativa realmente estaba en una situación de insolvencia, donde se usaban recursos, por ejemplo, del fondo de cesantía, situación que se corrigió.

¿De cuánto fue la inversión de esa finca de recreo?

Esa finca está valuada en alrededor de $3.5 millones (poco más de ¢2 mil millones).

¿Usted puede decirle a los cooperativistas que este tipo de decisiones e inversiones ruinosas quedaron en el pasado?

En el presente, este Consejo de Administración ha sido diligente, ha tomado decisiones ordenadas e informadas y tal y como lo estableció una de las últimas asambleas generales, lo que correspondía era vender ese activo (la finca de recreo) porque la ley lo establece así y además, nos genera pérdidas. Se le instruyó a la administración a venderlo y ya hay un proceso de venta.

¿Hay ya interesados?

Sí, se suscribió un acuerdo de compra y venta con UPINS; que es el sindicato del INS, que va a estar adquiriendo de acuerdo a ese acuerdo el inmueble. Si logramos vender ese activo, le vamos a dar otra cara a la cooperativa. Vamos a poder pagar una buena parte de los pasivos que tenemos con el Banco Nacional y también nos va a generar recursos frescos. Esos recursos frescos, nos va a permitir otorgar créditos con condiciones favorables, eso sí, siguiendo todos los ordenamientos técnicos y eso le va a dar otra cara a la cooperativa.

De pronto una cooperativa no se da el lujo de tener fincas de recreo porque su vocación es producir, más que buscar recreación. Cuando ustedes asumen la administración en 2020 ¿qué encontraron?

Era un total desorden. Había solo un sistema acces que solo permitía al gerente tener acceso a la información, donde el comité de vigilancia ni nadie tenía acceso a la información. Ahora hay un nuevo gerente y este nuevo gerente en conjunto con el nuevo Consejo de Administración vino a hacer cambios. Se ordenaron las cuentas, se instaló un nuevo sistema contable y buscamos ordenar la situación, pues era muy crítica.

¿Qué tan crítica era la situación?

Era muy crítica, con decirle que arrastrábamos pérdidas por ¢3 mil millones, y luego, con apoyo del Infocoop, se hizo una corrección monetaria, que permitió recuperar alrededor de un 60% del capital social de quienes estábamos asociados. Al hacer esa corrección, que la ley de cooperativas permite, nos permitió recuperar capital.

¿Recibieron apoyo del Consejo Nacional de Cooperativas?

Debo decir que Conacoop nos ayudó en el proceso que había de forma paralela para las negociaciones que se hicieron con el Banco Nacional. El Banco Nacional nos pedía solicitar un crédito por ¢2.500 millones y bueno, ahí obviamente recibimos el apoyo de Conacoop.

Al final lograron la hombrada de estabilizar la cooperativa.

Tuvimos que entrar en negociaciones con el Banco Nacional y nos permitió al final, entrar sin el crédito del Infocoop.

Imagino que ahora, con las finanzas sanas, la situación cambia.

Se logró una negociación muy favorable con el Banco Nacional con una tasa de interés más baja y eso aliviana el peso que teníamos con este banco.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí