Por unas Elecciones Sectoriales sin conejos en el sombrero

0
40

Así como es absurdo pretender que la gente crea en la magia a partir del truco de sacar un conejo del sombrero, es igual de absurdo buscar el éxito en la vida usando trampas, fraudes y falsificaciones. Al final del día, la verdad sale a la luz, y nos damos cuenta que el sombrero, por grande que sea, no es mágico.

Claramente, los procesos electorales traen consigo el despertar de las ambiciones y los proyectos de quienes gustan de la posibilidad de tomar las riendas de un grupo, organización o incluso de un país.

Es una pena cuando esas ambiciones ciegan a quienes las buscan y les hacen caer en excesos y trampas con tal de sumar simpatías.

Ahora que se acercan los procesos electorales sectoriales, hacemos un llamado para evitar las antidemocráticas tentaciones de pelarle el diente a la trampa y caer en ella.

Se han dicho cosas incómodas en algunos medios de comunicación nacional en este mes, a propósito de maromas que al estar bajo investigación, esperamos se esclarezcan los hechos, como debe ser, a derecho.

Los grupos en disputa tienen dentro de sus conformaciones, gente cooperativista valiosa y honrada, que no merece ser dañada de forma colateral por ambiciones de poder absoluto, no importa si el motivo de tal ceguera de poder esté motivada por sentimientos o emociones que por años han tenido que sosegarse a la fuerza.

Eso sí, lo que este proceso de inscripción y certificación ha demostrado, es que los controles del Consejo Nacional de Cooperativas han permitido frenar intentonas amparadas bajo el ala de la corrupta ambición de personajes que aún hoy no se pueden señalar ante la magnitud de lo delicado del asunto.

No obstante, hacemos votos para que las elecciones del sistema Cooperativo se desarrollen como debe ser: ensanchando el amplio abrazo cooperativo por encima de las diferencias.

Hacemos votos para que los rencores añejos no encuentren eco en el grave esfuerzo que supone defender y representar a un Movimiento productivo de escala nacional.

La importancia de la representación política cooperativa está muy por encima de intereses personales, y eso es una verdad de piedra que no podemos obviar solo porque no nos convenga.

No sirve de nada gritar a los cuatro vientos que luchamos y amamos al cooperativismo y al país si al final de cuentas, los actos desnudan el vacío de las palabras.

Reiteramos el llamado por un manejo de las discusiones políticas de altura, que no dañen la imagen de nuestro amado Movimiento Cooperativo.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí