Gerente de Coopesalud ‘Los asegurados de la Caja tienen derecho a recibir servicios del primer mundo’

0
20

Más de 35 años de experiencia en servicios tercerizados para la Caja Costarricense de Seguro Social ponen a Coopesalud a la vanguardia en esta materia, lo que le da paso a esta cooperativa para consolidarse como un prestador de servicios estratégicos para la seguridad social, que ahora, apuesta en grande por su propia infraestructura.

De ahí que, de cara al 2024, los proyectos de Coopesalud en materia de infraestructura se enfocan en la mejora en la calidad de los servicios de parqueos, sitios acordes para cada trámite y gestión y un proceso franco de armonía ambiental.

El gerente de Coopesalud, el doctor Alberto Ferrero Aymerich, pone en relieve en la siguiente entrevista, el espíritu innovador y transformador de esta empresa autogestionaria, que de la mano del Fondo Nacional de Autogestión de la Comisión Permanente de Cooperativas Autogestionarias y del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop), apuestan por un frondoso presupuesto de proyectos en beneficio del asegurado y usuario final de los servicios de esta cooperativa.

Todo muy dirigido al tema social, a la calidad del servicio final del usuario final.

La ampliación de las instalaciones de nuevas infraestructuras que se está planeando en proyectos para el 2024.

¿Cuáles son los proyectos para el 2024 de Coopesalud de la mano con el Infocoop y la CPCA para mejorar los servicios que prestan a la Caja Costarricense del Seguro Social?

Uno de los grandes retos institucionales de la Caja Costarricense del Seguro Social es actualizar y proveer a las poblaciones atendidas de infraestructura idónea para la prestación de los servicios, es una labor gigantesca.

Coopesalud desde mediados de la década de los 2010, entre el 2011 y el 2015, ya ha puesto al servicio de los contratos, infraestructura propia, lo cual ha representado una mejora significativa en las condición de atención de las poblaciones que nos han sido asignadas. Tenemos un edificio bastante importante en Rincón Grande de Pavas, lo cual aparte de cumplir su función de prestación de servicios de salud de primer nivel de atención, también contribuye a generar presencia institucional en una zona en la que es escasa la presencia de empresas privadas y públicas.

Y tenemos también operando desde hace bastantes años, una sede en San Rafael Abajo de Desamparados, donde se gestiona toda el área de Salud, y tenemos además otro edificio construido con los mismos estándares de modernidad, de ambiente físico en San Miguel de Desamparados y en Higuito de Desamparados.

Sin embargo, tenemos otras sedes que están ubicadas en edificios más antiguos, algunos propios y otros alquilados; por lo que en esta nueva etapa estamos levantando una nueva sede para los Ebais de Pavas Centro y Villa Esperanza, esto en el área de salud de Pavas. En el área de salud de Desamparados, vamos a levantar una nueva sede en San Rafael Arriba y en el Llano de Desamparados.

Todos estos edificios, como le digo, van a tener un enfoque en el que se le va a dar mucho énfasis al tema de la iluminación natural, de la amplitud de los espacios físicos, se va a hacer un esfuerzo importante en paisajismo y también orientados hacia la sostenibilidad ambiental con energías renovables de paneles solares, en procura de alcanzar algunos estándares medibles objetivamente, como puede ser el carbono neutro.

Todo con un enfoque en el usuario

Así es. Además de esos tres grandes proyectos; uno en Pavas y dos en Desamparados, a construcciones existentes, como es el caso de San Miguel, estamos agregando un terreno colindante que podemos adquirir gracias al mismo apoyo del Infocoop y de la Comisión Permanente de Cooperativas de Autogestión, que le va a dar acceso al Ebais desde la calle principal de San Miguel.

Esto tiene un beneficio directo para los usuarios porque les va a facilitar el acceso cuando tengan que hacer filas en la mañana (usualmente no hay que hacer muchas), para siempre darles el resguardo del sol y eventualmente de la lluvia; es una mejora considerable y para nuestros asociados y colaboradores vamos a facilitar un parqueo con mejores condiciones que donde parquean actualmente en San Miguel.

¿Podemos hablar de que es una ampliación importante en las áreas sociales? 

Exacto tal cual. Y en Higuito, donde tenemos otra sede de Ebais, estamos comprando un lote que está muy próximo a la sede, con lo cual, procuramos una mejoría en relación con los usuarios, para darles un espacio más amplio y cómodo para la toma de muestras de laboratorio y la toma de despacho de medicamentos.

Y en lo que tiene que ver con los asociados y colaboradores, nos permite tener un parqueo en un lugar seguro y adecuado. En resumen, estos proyectos son una segunda fase de algo que inició hace años, y que le permite a Coopesalud hacerse de sus activos productivos.

¿Qué papel juegan los organismos cooperativos en este plan? 

Bueno, primero las condiciones de Infocoop y del Fondo Nacional de Autogestión son muy favorables. Esto nos permite, por ejemplo, frenar todo gasto en pago de alquileres.

¿Hablamos de un ahorro importante en la operatividad de la cooperativa?

Sí, señor, porque imagínese que hay contratos que establecen aumentos del 15% interanual, entonces todas esas erogaciones, por concepto de alquiler, al fin y al cabo, se reflejan en recursos que le quedan a Coopesalud, que a su vez, se torna hacia el pago de cuotas de los créditos de edificios que pertenecen a la cooperativa. Desde todo punto de vista tiene grandes ventajas.

Esto es beneficioso para la Caja

Ya les mencioné las ventajas para Coopesalud, pero hay una ventaja muy importante también para la Caja Costarricense del Seguro Social, que en caso de adjudicarnos estas áreas de salud (actualmente en proceso), le va a resolver a sus asegurados de Pavas y Desamparados, el tema de infraestructura.

Sus asegurados van a recibir los servicios de salud en sedes de atención con altos estándares de calidad. Con estándares de primer mundo, sin tener que distraer sus esfuerzos en materia de infraestructura hacia estas áreas de salud.

Esa es parte de la filosofía de Coopesalud; que el usuario de la Caja del Seguro Social tenga la misma calidad del servicio con los más altos estándares de infraestructura y servicios médicos en todas sus sedes.

Desde nuestro punto de vista, los asegurados no tienen por qué recibir servicios en infraestructuras que no sean de primer mundo. Sabemos que de acuerdo a nuestro sistema de salud pública, el sistema se nutre de aportes tripartitos: patrones, asegurados, el Estado… y las sumas que se cotizan son considerables, por lo que buscamos que los asegurados reciban sus servicios de salud en las mejores condiciones posibles y una perspectiva de estas condiciones es la infraestructura

Por supuesto que existen otros estándares de satisfacción de los usuarios. La calidez en la atención es un foco estratégico en el que nos vamos a centrar también en los próximos años. Pero eso, tal como usted lo describe, esa es nuestra filosofía.

Aún con la inversión en estas nuevas instalaciones, es beneficioso para la Caja seguir tercerizando a través de Coopesalud.

Nuestras sedes deben ser iguales o mejores, que las mejores sedes de la Caja Costarricense del Seguro Social, y eso es un beneficio para los usuarios; es un beneficio para la Caja, pero también es un valor agregado para nosotros dentro del modelo de tercerización, es decir, constituye una razón más para que la Caja decida seguir tercerizando estos servicios y seguir contratandolos a Coopesalud.

Dentro de este modelo de tercerización, la renovación de infraestructura es una razón más para que la Caja se decida a seguir contratando los servicios de Coopesalud.

Es correcto, imagínese que aquí lo que estamos haciendo es transferir a la Caja Costarricense del Seguro Social una ventaja competitiva que tenemos las cooperativas, y particularmente las cooperativas autogestionarias. Se lo voy a manifestar de esta forma:

El pliego de condiciones sobre el cual acabamos de presentar ofertas las empresas interesadas establece que para las estructuras propias de los contratistas que pongan al servicio de los contratos, se realizará un avalúo por parte de un perito independiente y que ese avalúo fuera el que determinara el precio de alquiler por el cual se le va a cobrar a la caja como parte de los contratos.

“Coopesalud presentó las pericias de sus profesionales independientes y en la oferta el monto que está cobrando por ese concepto no es el monto de las pericias, es un monto inferior al de las pericias, en razón de nuestra naturaleza de empresa de economía social, en razón de transferir a la Caja ese beneficio indirectamente y eso, lo que la Caja debería observar es que, si bien como empresa pública tiene determinados beneficios, hay beneficios adicionales que puede recibir de parte del modelo cooperativo; entonces puede centrar sus esfuerzos en otras áreas de salud propias, en hospitales propios, que sabemos que es un tema del que se habla mucho.

Claro, lo que iba a destinar en pagos de infraestructura en centros de atención tipo Ebais, que es atención básica, o en clínicas como la de Pavas, que es grande, lo puede destinar a su red hospitalaria.

Tal cual, exactamente, todos sabemos que la presión por infraestructura de la Caja es grande, pero además muy dispersa. Aquí Coopesalud le está dando la mano a la Caja.

Eso es. Es decirle a la Caja: mire, usted redirija sus esfuerzos, que no son solo económicos, sino logísticos y de construcción, y nosotros les resolvemos; en Pavas y Desamparados usted no tiene que preocuparse, y el monto que usted va a pagar es un monto mucho más conveniente, de un costo de mercado establecido por un profesional, y ese beneficio es suyo, entonces estos son los valores agregados que en este modelo las cooperativas debemos estar buscando continuamente. Así como hemos generado valores agregados, por ejemplo en avances tecnológicos; así como generamos valores agregados en costos de operación inferiores a los de la institución.

Esto es sinónimo de competitividad.

Debemos estar mantener un esfuerzo permanente de valores agregados que le dé cada vez más nuevas razones a la institución para mantener este modelo de tercerización y aprovecharlo al máximo.

Doctor, ¿de cuántas clínicas estamos hablando o de cuántos centros de atención tipo Ebais está operando Coopesalud?

Sí, vamos a ver, en Pavas nosotros prestamos servicios en tres sedes diferentes, una de ellas es la clínica de Pavas, que es el único edificio en el que prestamos servicios que no pertenece a Coopesalud, pertenece a la Caja del Seguro Social y es el edificio donde Coopesalud inició operaciones en 1988.

“Luego tenemos otro edificio en Rincón Grande de Pavas, que pertenece a Coopesalud y uno en Pavas centro que vamos a demoler y a construir de nuevo. Entonces en el área de salud de Pavas tenemos tres sedes, de las cuales, dos pertenecen a Coopesalud y en el área de Salud de Desamparados II todas las sedes pertenecen a Coopesalud y son seis sedes diferentes, todas propiedad de Coopesalud, algunas de las cuales, como le mencioné, van a pasar a ser, ahora sí, propiedad de Coopesalud y vamos a mejorar de una manera muy significativa, los parámetros y estándares de los edificios.

¿De cuánto estamos hablando en torno al financiamiento? 

Nosotros teníamos una operación de ¢5 mil millones, pero ya hemos amortizado cerca de ¢3.500 millones, entonces nos queda un saldo de aproximadamente ¢1.500 millones de esa operación original y ahora, entre los recursos de Infocoop, que suman ¢3 mil millones, y los del Fondo Nacional de Autogestión pueden sumar otros ¢2 mil. Estamos hablando que en un plazo de 15 años, desde que inició esta relación con Infocoop y el Fondo Nacional de Autogestión, el monto total a financiar y el apoyo del movimiento cooperativo a Coopesalud ronda los ¢10 mil millones.

Entonces, para estos proyectos del 2024 estamos hablando de un aproximado de otros ¢5 mil millones para infraestructura al servicio de la Caja y su red de servicios de salud. ¿Diferencia esto a Coopesalud de otro tipo de organización, tipo universidad o empresa de sociedad anónima en este servicio? ¿Los hace diferentes ser cooperativistas?

En primer lugar, yo creo que vale la pena resaltar que aparte que somos cooperativas; somos cooperativas de trabajo asociado, que es un modelo particularmente democrático dentro del ya de por sí democrático, cooperativismo.

Son cooperativas autogestionarias

Somos autogestionarias y Coopesana es cogestionaria, pero pero todos mantenemos en común que los asociados, propietarios de la de la cooperativa, somos también los trabajadores, eso alimenta y estimula un sentido de compromiso con el trabajo que se lleva a cabo; facilita el alineamiento estratégico en el sentido de que tenemos que hacer un esfuerzo por levantar nueva infraestructura, pero para también levantar nuestros estándares de servicio al cliente, para levantar los niveles de satisfacción de los usuarios y seguir liderando todas las evaluaciones que hace la institución (CCSS) en materia de prestación de servicios y seguir apareciendo siempre entre los mejores puestos.

“Entonces hay una conjunción de alguna manera entre el concepto de Seguridad Social, de la visión de la Caja Costarricense de Seguro Social y aquellos elementos que caracterizan al cooperativismo y a las cooperativas de autogestión para operacionalizar esos objetivos de Seguridad Social, podríamos decir que viene habiendo un enganche, un enmarque, casi ideal, para que el mandato constitucional que tiene la caja del Seguro Social, en términos de administración de los seguros sociales, sea operativizado de manera eficiente y flexible. Le voy a poner solamente un ejemplo:

“Todos sabemos el impacto que la pandemia tuvo en muchas áreas de nuestra economía, mientras la institución (CCSS), en razón de su marco jurídico en que se desenvuelve y que lo une con sus trabajadores, tuvo que hacer una inversión muy significativa en plazas supernumerarias, en pago de tiempo extraordinario. Mientras que las cooperativas de autogestión, como Copesalud, pudieron hacer frente a todo el proceso pandémico, sin que eso le significara a la Caja un solo cinco en un pago adicional. Los mismos términos contractuales previstos para la administración de los Ebais fueron los mismos términos con que se hizo frente a la pandemia y la Caja no tuvo que erogar absolutamente nada.

En Coopesalud nosotros reconvertimos, no solamente a los médicos, a los Ataps, a los auxiliares de enfermería, sino por ejemplo, nosotros teníamos odontólogos manejando unidades móviles y vehículos para llevar los medicamentos a las casas, a los pacientes o ponerlos en sus manos.

Es otra forma de abordar el trabajo en salud, claro.

Cosa que incluso que aunque no dudo que haya profesionales y personal en la Caja dispuestos a hacerlo, encontraban impedimentos legales administrativos. Así fue como trabajamos, entonces a mí me parece que ese es un ejemplo, tal vez muy revelador, que se puede desarrollar mucho, que muestra cómo este modelo, y cómo las cooperativas de salud, lejos de ser una amenaza para la institución, lo que le permite es potencializar sus recursos para que se manejen de de una manera adecuada.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí