Marvin Víquez: “Somos una plataforma de Impacto Social”

0
11

Por Ovidio Vargas.

Dentro del cooperativismo existen diversos mecanismo de apoyo, con sustento legal y que muchas personas ignoran siendo una de ellas el Fondo Nacional de Autogestión (FNA).

Este fondo es para uso exclusivo de cooperativas autogestionarias, fue creado por ley para el financiamiento de las organizaciones, para asistencia técnica, crédito, capacitación y ayuda en su formación.

La Voz Cooperativa conversó con Marvin Víquez, director de proyectos de la Comisión Permanente de las Cooperativas de Autogestión (CPCA), para explicar cómo funciona y los beneficios a los que pueden acceder este tipo de R.L.

¿En qué consiste el Fondo Nacional de Autogestión?

Yo les digo a los representantes de las cooperativas de autogestión que este es como su banco, este es su financiamiento, es el lugar donde puede obtener créditos para sus proyectos productivos.

Pueden tener asistencia técnica, capacitación, ayuda en su formación y hasta servir para “incubadora” que aporten en la consolidación de la cooperativa.

Estamos trabajando en una política para agilizar los procesos y ser una herramienta para facilitar la reconversión del sector de autogestión, para el desarrollo de negocios.

Los recursos del FNA son de ₡7 mil millones, que se ponen a disposición de las cooperativas; respaldados por la ley.

¿Qué beneficios tienen los clientes del Fondo?

Estabilidad, nosotros ofrecemos créditos que van desde un 4,13% (con la tasa piso para cooperativas en crisis) hasta un 7% , porque utilizamos una tasa de equilibrio, para que el rendimiento del FNA cubra los gastos.

Nosotros hacemos revisiones semestrales de las tasas y el plenario las aprueba; nosotros hacemos ajustes, pero son muy estables; no estamos sometidos al vaivén económico del país. 

Además de unas tasas muy competitivas, también el acompañamiento porque invertimos en proyectos que ayuden al fondo a ganar y no a tener pérdidas.

La pandemia se llevó alrededor de 5.000 microempresas en el país, ni una sola cooperativa de autogestión desapareció.

¿Cuál es el papel en la agilización y reconversión?

Las cooperativas de autogestión se han caracterizado por dedicarse a las actividades económicas marginales, por eso, lo que se quiere es reconvertir la actividad empresarial.

De manera que logremos llevar a esas empresas, en actividades marginales, a negocios estratégicos de punta que puedan generar más empleo y riqueza; partiendo de la base de que las cooperativas de autogestión están hechas para repartir riqueza y no pobreza.

Porque la gente se une por necesidades económicas para resolver sus problemas económicos y sociales.

Estos procesos de reconversión lleva actividades como nuevas tecnologías para agriculturas, transformación integral del sector maquila para ampliar las líneas de producción.

¿Cómo competir con la amenaza de países en industria textil como China, con las condiciones que conlleva trabajar en esas maquilas?

Si uno compara con países que no tienen las condiciones de seguridad social que tenemos aquí, que trabajan con empleados en términos que rayan la esclavitud, se trata de que Costa Rica desarrolle un nivel calidad tan alto que la gente lo pague.

Como pasa con el turismo, somos uno de los países más caros en turismo, pero si usted ve el turista viene y paga los precios que Costa Rica cobra, llega mucho europeo y norteamericano.

Por ejemplo, el turismo rural comunitario fue y es un fuerte para nuestro país y está en manos de cooperativas de autogestión.

En un proyecto tan ambicioso como la reconversión ¿cual es el rol del FNA?

El fondo va a ser un brazo de soporte para poder proveer los recursos necesarios, para que toda esa transformación pueda ser financiada.

Para ello se ocupa de alianzas estratégicas con otros organismos porque el fondo no va a tener capacidad para atenderlos, como para darle 5 mil millones a un consorcio.

¿Funcionará para todas las cooperativas de autogestión o solo para algunas?

El fondo es democrático, de hecho muy inclusivo, tenemos cooperativas de maquilas integradas sólo por mujeres, o ejemplos como el de Coopesuperación, compuestas por personas con algún tipo de discapacidad física y que brinda servicio al ICE.

Los dineros del fondo es público, es plata de todos los costarricenses que llega desde Infocoop y que debe ser usada de forma responsable.

Nosotros podemos priorizar los recursos del fondo para proyectos que potencien el desarrollo económico del sector.

El Plenario, en función de las necesidades económicas y de la visión estratégica del sector, es quien define las prioridades de financiamiento sin dejar de lado aquellas que no quieren involucrarse.

¿Pero cómo se asignan los recursos?

Bueno, por ley, los proyectos tienen que ser viables, rentables y sostenibles; o sea, que estén a derecho, que haya una tasa de retorno marginal positiva para los asociados que justifique la intervención y amigables con el ambiente, sus personas y que generen impacto en su sociedad; porque somos una plataforma de impacto social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí