Karla Rivera, productora de huevos: ‘Estuvimos vendiendo a precios de hambre’

0
106

*Por Ovidio Vargas

En la coyuntura de diferentes ataques y especulaciones sobre el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI) el cual provee de alimentos a centros educativos públicos, la productora avícola Karla Rivera, conversó con La Voz Cooperativa y desmintió los ataques por supuestos sobreprecios.

La conversación se dio pocas horas después de que este 21 de octubre los diputados de la Comisión de Educación del Congreso, rechazaran el plan que pretendía abrir a cualquier particular la venta de productos para comedores de escuelas y colegios públicos. Rivera está a unos 150 kilómetros de la sede de La Voz Cooperativa, y aceptó conversar sobre la realidad del precio de los huevos.

¿Por qué los huevos son más caros al adquirirlos CNP?

No es que sean más caros, eso se debe a una situación de mercado, las grandes empresas lograron bajar los precios del cartón de 15 huevos a ₡600 o ₡700. Lo cual es imposible para los pequeños productores competir, porque ese valor está por debajo de nuestro costo de producción. Además, se trata de un precio “artificial”, los huevos bajaron a ₡600 y ahorita volvieron a ₡1.500.

En esa situación de mercado también se debe valorar que al pequeño productor le sale más caro generar bienes para vender porque produce menos.

A nosotros nos tocó salir a vender a precios de hambre, con un cartón de huevos en ₡500, los productores nacionales nos sostuvimos por 4 o 5 meses gracias al PAI, pues los únicos que nos compraron a precio decente fueron en el CNP. Con los precios tirados al suelo solo las grandes empresas que pertenecen a la Cámara de Avicultores, como Pipasa, Walmart, Yema Dorada y otras, pueden subsistir.

A esto se le suma que el consumo aumentó en un 60% para julio debido a la pandemia, ante la imposibilidad de contar con los comedores de manera presencial, por lo que al mes se debe dotar de 15 huevos a cada estudiante. Esto hizo que la demanda subiera exponencialmente y el mercado del PAI se hiciera más atractivo, coincidentemente cuando los precios bajaron.

La productora Karla Rivera asegura que los grandes industriales tienen facilidades para afectar el precio de los huevos.

¿Qué se puede decir sobre los productos prodridos o en mal estado que acusan los diputados?

Debe quedar claro un tema; y es el protocolo del CNP para garantizar la inocuidad. En el caso de los ‘huevos podridos y de todos colores’ el Consejo Nacional de Producción (CNP) no permite entregas de huevos con más de 10 días de producción; la inocuidad del producto está garantizado y se puede revisar por la trazabilidad del programa.

Sin embargo, esta producción de los primeros 10 días se vende y se distribuye; después no hay mercado porque las entregas son mensuales para cada niño que necesita del comedor.

La gente tampoco toma en cuenta el proceso de distribución que lleva suplir al PAI. No es lo mismo llevar un camión a los supermercado, a entregar 100 cartones de huevos en 20 escuelas, algunas de ellas, con solo uno o dos estudiantes.

Hay una labor social y de compromiso. Por ejemplo, existen escuelas a 35 kilometros de distancia entre una y otra, a las que se llega por caminos de barro, donde el costo de transporte es muy alto y se hace el servicio sólo para la venta de un cartón de huevos. Esto lo hacemos solo quienes trabajamos con el CNP, si fuera por una cuestión empresarial no tendría sentido invertir ₡15 mil en transporte para vender un cartón en ₡1.500.

No sólo se trata de proveer a los comedores escolares del MEP, también se trata de generar más fuentes de empleos en las zonas rurales creando organizaciones que puedan suplir a puntos específicos del país, de esta manera asegurarles un mercado.

¿Cuál es el rol de intermediarios o proveedores que tanto critica el diputado Wagner Jiménez, del PLN?

Usted puede producir zanahorias, pero se necesitan más vegetales, por eso se necesita un proveedor para que lleve más variedad, comprándole a otros productores. A lo cual se debe sumar las imposiblidades de algunos agricultores y avicultores para generar la documentación y trazabilidad, muchas empresas quebraron con la aplicación de la factura electrónica.

También existen suplidores de abarrotes, estos, si bien no producen, están obligados a comprar los artículos de proveedores nacionales o de su región.

Un compromiso abierto

La conversación, por ahora se termina. Rivera cierra la conversación agradeciendo el espacio, porque si hay algo de lo que se quejan los productores, es precisamente del peso de algunos medios de comunicación y de diputados que, durante la discusión legislativa de los temas relacionados con el CNP, les han cerrado la puerta.

Los hueveros, ahora, esperan la estabilización del mercado, más que todo del Programa de Abastecimiento Institucional, cuando poco a poco se regrese a las aulas y se pueda mejorar la distribución a cada centro educativo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí