Del ahogado el sombrero: fenómeno de El Niño provee viento y sol que da energía a más de 60 mil hogares

0
33

Con el aumento de los vientos alisios y menos nubosidad producto del fenómeno del Niño este verano, aumentan la producción de energía eólica y solar en Los Santos, San Carlos y Guanacaste, lo que ayuda a garantizar que más de 60 mil hogares y negocios puedan recibir el servicio eléctrico durante un año que se prevé con poca lluvia.

Así que, como dicen en los pueblos: Del ahogado, el sombrero, por un lado el fenómeno climático afecta la cantidad de lluvia, lo que se refleja en un problema para los embalses de plantas hidroeléctricas, sin embargo, el viento que trae esta falta de lluvia, permite mejorar las condiciones de energía eólica.

Entre las comunidades beneficiadas están: Mora, Acosta, Cartago, Tarrazú, Dota, León Cortés, Aserrí, Desamparados y El Guarco. También Santa Cruz, Bagaces, Belén, Palestina y Huacas en Guanacaste. Además de Buenos Aires, Las Nieves y Santa Rosa de Pocosol en San Carlos.

Los responsables de producir esa electricidad son los parque eólicos: Los Santos, Río Naranjo y Cacao; además de tres solares: Juanilama, Huacas y Solar Cooperativo, propiedad de COOPESANTOS R.L, COOPEGUANACASTE R.L y COOPELESCA R.L, cooperativas que conforman el Consorcio Nacional de Empresas de Electrificación de Costa Rica (CONELECTRICAS R.L).

“Durante enero, febrero y marzo, la producción solar y eólica aumentan porque a inicio de año, la estación seca propicia que la nubosidad disminuye y se presenta mayor radiación solar. Además, hay mayor aporte de los vientos alisios. Inclusive, en el primer mes del año experimentamos un aumento del 3% de producción eólica si se compara con el mismo periodo del año anterior”, asegura Alex Urbina, jefe del Centro de Despacho Conjunto.
Urbina agrega que: “El fenómeno de El Niño nos afecta en la producción de electricidad en Costa Rica porque los caudales de los ríos disminuyen por falta de lluvias, por lo que la generación a través del sol y el viento nos permite garantizar el servicio a todas estas familias”.

La producción de estos parques solares y eólicos representan el 20% del 100% del total de estas cooperativas de electrificación rural.
“La producción de energía por medio del sol y el viento garantizan que a pesar de que estamos en un año de pocas lluvias podamos abastecer con el servicio a todas estas familias de zonas rurales, pero además incidir en que el recibo de luz no les aumente de forma significativa porque no solo dependemos de la producción hídrica”, afirma Erick Rojas, gerente de CONELECTRICAS R.L.

Luz garantizada

Dos de estos parques eólicos se ubican en Guanacaste y uno en La Zona de Los Santos y son los encargados de representar el 16.7% de la producción total. En el caso de la energía solar está representada en un 3.5%. Los tres parques solares más grandes del país se ubican en Guanacaste y San Carlos. En conjunto iluminan los hogares de casi 11 mil familias.
El sol es una fuente de energía inagotable, no contamina, evita el calentamiento global y reduce el uso de combustibles fósiles.Mientras que el viento, es una fuente inagotable, una puesta sostenible y de valor para el futuro.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí