Industriales lanzan ataque contra el CNP y productores que abastecen al Estado

0
10

Esteban Mata / Diego Arce.- En los últimos días las denuncias por supuestos sobreprecios en productos como frijol y huevo han plagado medios de comunicación, discursos políticos y actores empresariales que arreciaron su discurso contra el CNP y el PAI, lo que a fin de cuentas amenaza la sobrevivencia de miles de pequeños productores que se benefician con este mercado estatal.

La estrategia de criminalizar y denunciar como si fuera corrupción el pago de precio justo a los pequeños productores de frijol, huevo y arroz, donde estos lo único que buscan es
contar con un pequeño margen de ganancia justo sobre la producción que su activo genera.

La disparidad de precios que se da por ejemplo en los precios de frijol y huevo, por ejemplo, se da en vista de factores locales que afectan esta condición, explicó el presidente del CNP, Ángel Jiménez.

Sin embargo, los industriales del huevo, como el economista y columnista del diario La Nación, Luis Mesalles, señalan un supuesto trato injusto hacia productores grandes como su representada, la empresa Yema Dorada, de la cual es gerente.

Sin embargo Mesalles no señala que el precio de venta comparado es a granel y no mayorista, como se da en el CNP, al tiempo que tampoco toman en cuenta que el Consejo
promueve la democracia económica, ampliando la base de proveedores para evitar oligopolios.

LOS IMPORTADORES
Por otra parte, los precios de productos como el frijol son menores en el extranjero, pues países como Nicaragua, que exportan frijoles a Costa Rica no tienen en su estructura de
costos cargas sociales y otros requerimientos tributarios que sí se pagan en Costa Rica.

Esto quiere decir que empresas maquiladoras compran frijoles en el extranjero, especialmente a Nicaragua y otros países que, a diferencia de Costa Rica, sí tienen medidas de protección a los productores y políticas agresivas de subsidio, como Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Esta situación, dijo Jiménez, pone en franca desventaja a los productores costarricenses y marcan la brecha que hay entre unos y otros.

Por ejemplo, no es lo mismo para una cooperativa que cuenta con 25 productores, los cuales sacan de sus cultivos el frijol y los venden a un precio, que compararlo a una empresa con procesos industriales que lo venden unos colones por debajo y en precios mayoristas pues el costo terminado del producto es mucho más barato en el extranjero.

De ahí que estos importadores atacan y socaban a los productores nacionales, cuya única fuente de mercado justo es el PAI, del CNP, sin embargo, ya quieren acabar con
ellos también.

Cabe recalcar, que los productores nacionales venden estos productos al CNP y estos costos incluyen la entrega de un producto final, el cual se debe tomar en cuenta que no es lo mismo contar con un producto en la Zona Norte, que en la Zona Sur del país.

Ante tanto ataque de diversos medios de comunicación, el sector frijolero salió a defender su posición el pasado 3 de agosto en el auditorio del Edicoop, donde fueron contundentes con rechazar que se considere que haya un beneficio hacia ellos con un realizar ventas al Estado a un precio superior, para la distribución a las instituciones públicas.

Alexis Bermúdez, presidente de la Asociación Nacional de Frijoleros, afirmó que sienten un ataque por parte de diversos medios de información al dar una información errónea ante los pagos del CNP hacia ellos.

Otro aspecto que también se presta para la confusión, es que no se indiquen las marcas y establecimientos que comercializan el frijol a esos precios (más bajos), lo que muestra contar con información sin fundamentos.

CONACOOP PROTESTA
Por su parte, el Secretario Ejecutivo del Conacoop, Franklin Salazar, afirmó que no se está presentando ningún sobreprecio, justificando que por mucho tiempo los productores han trabajado por debajo de los costos de producción, donde apenas queda una ligera ganancia para las familias productoras.

El CNP indicó, que se deberían comparar esos precios versus la calidad ofrecida al consumidor, ya que desde el CNP se verifica el cumpliendo con la norma técnica de frijol de
primera calidad según el Reglamento Técnico RTCR: 384-2004, publicado en el Decreto Ejecutivo N. 32149, en enero del 2005.

El CNP, ha trabajado en diferentes proyectos que pretenden beneficiar, en primera línea, a los productores nacionales de frijol, en aras de un mejoramiento y rendimiento productivo, para lograr una competitividad deseada, ante los bajos precios del producto importado.

Ante lo indicado anteriormente, es que el CNP rechaza categóricamente que se indique el término “sobreprecio” de frijol que se comunicó en distintos medios recientemente, ya que
en la institución utiliza una estructura de costo para definir un precio justo al micro, pequeño y mediano productor costarricense; el cual no es comparable con los precios de importación del producto, que además reciben beneficios arancelarios.

El precio facturado en el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI), es un precio de mercado con verificación en las estadísticas de comportamiento de precios a nivel nacional.

En 2020, el CNP comercializó 112.148 quintales de frijol que fueron comprados a 11 organizaciones de productores de las 3 regiones productoras en Costa Rica: Chorotega, Huetar Norte y Brunca, acción de la cual se beneficiaron 3597 familias.

Este frijol es producido por micro, pequeño y mediano productores que están inscritos en esas organizaciones, y las mismas encadenan a otras organizaciones y/o productores independientes, que no están en condiciones de abastecer directamente al mercado nacional.

Es importante indicar que el CNP, en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Ganadería, dispone de una actualización de costo de producción de las diferentes regiones y, a partir de la información arrojada, además de los costos de procesamiento, embalaje, almacenamiento y distribución nacional, definimos el precio justo de compra al productor nacional.

En Costa Rica se produce, actualmente, el 20% del frijol de consumo nacional, procedente de regiones con índices socioeconómicos, bajos y/o de pobreza, (entre el 1° y 2° quintil de muy bajo y bajo desarrollo). Además, estas zonas cuentan con pocas alternativas productivas, ante los cual el CNP busca impulsar su desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí