Cámara Costarricense de Hoteles alerta sobre desafíos en la competitividad turística del país

0
150

La Cámara Costarricense de Hoteles (CCH) emitió una advertencia destacando preocupaciones críticas que afectan la operación hotelera y ponen en riesgo la competitividad de Costa Rica como destino turístico.

A pesar de los recientes aumentos en las cifras de llegada de turistas al país, el sector hotelero insiste en que la situación no debe medirse únicamente por la cantidad de visitantes aéreos.

Daniel Campos, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles, expresó su cautela ante el optimismo generado por las cifras de recuperación, subrayando que existen realidades menos positivas que podrían hacer que Costa Rica se vuelva un destino turístico costoso y menos atractivo en comparación con otros competidores.

Uno de los principales puntos de preocupación es la volatilidad en el tipo de cambio entre el colón y el dólar, siendo esto una amenaza significativa para la estabilidad del sector.

El presidente señala que la abrupta caída del valor del dólar ha aumentado los costos para las empresas hoteleras, que reciben pagos en dólares pero deben cubrir gastos en moneda local.

Campos también destacó otras amenazas a la sostenibilidad del sector, como el aumento en el precio de la electricidad, la falta de avances en la infraestructura del país y la creciente preocupación por la seguridad, elementos que afectan la percepción y la calidad del producto turístico.

La CCH reconoce los esfuerzos del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para recuperar las cifras de visitantes previas a la pandemia y celebra los logros alcanzados en 2023.

Sin embargo, reitera su responsabilidad hacia sus afiliados, quienes experimentan directamente los impactos de estas amenazas diariamente.

La Cámara hace un llamado a las autoridades gubernamentales relacionadas con el sector turístico para que escuchen las preocupaciones, inicien un diálogo con los afectados y tomen medidas urgentes para evitar escenarios perjudiciales tanto para el sector como para el Gobierno.

Arnoldo Beeche, vicepresidente de la CCH, advierte sobre posibles consecuencias si no se toman acciones rápidas y efectivas para abordar estos desafíos, incluyendo una disminución en la calidad de los servicios, ajustes financieros y la afectación de la percepción positiva del país por parte de los turistas.

“En un momento en que la competitividad del país no debería estar en riesgo, bajar los costos no debería traducirse en una merma en la calidad del servicio”, afirmó Beeche. La CCH espera que el llamado a la acción sea escuchado y que se implementen soluciones para salvaguardar la posición de Costa Rica como un destino turístico líder en la región.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí