Coopesalud ofrece consejos para disfrutar de una navidad plena, superando la tristeza y el desánimo

0
26

En la temporada de las fiestas navideñas y año nuevo muchas personas presentan sentimientos como la tristeza, la apatía y el desánimo, lo cual puede afectar el plano emocional.

Para combatir estos sentimientos Coopesalud lo invita a considerar los siguientes consejos:

● Establezca expectativas realistas y personales del significado de la Navidad.

● Decida de forma libre y espontánea en qué desea participar si lo invitan a diferentes actividades.

● Evite reunirse con familiares o amistades con las que se pueden presentar diferencias o conflictos; o bien los que se reúnen sólo por tradición pero que en el fondo no le hacen sentir bien.

● Si tiene período de vacaciones, planifique las actividades que quiere realizar priorizando en todo momento lo que realmente sea importante para usted.

● Si está solo por alguna circunstancia en particular, decida vivir esta época de forma positiva, disfrutando de la soledad para crecer personalmente y generar un encuentro consigo mismo.

● Revise la causa de sus sentimientos de tristeza y apatía con el fin de que pueda encontrar algunas alternativas para mejorar su estado de ánimo.

● Procure llevar a cabo los hábitos y rutinas cotidianas con el fin de integrarse y conectarse con la realidad.

● Elija personas positivas en sus relaciones interpersonales.

● Aprenda a manejar los recuerdos, sobre todo aquellos tristes y dolorosos con una actitud positiva, con la posibilidad de convertirlos en momentos especiales y significativos que puedan llevar a una sensación de tranquilidad y alegría por lo vivido.

● Participe en alguna tradición navideña, sólo si eso le genera alegría y paz interior.

● Haga actividades donde se sienta feliz y en paz.

● Agradezca todo lo que lo rodea, desde los detalles más pequeños que la vida te regala a cada instante.

Berlioth Artavia, trabajadora social de Coopesalud R.L. comenta que la época navideña puede causar estrés en algunas personas.

“La Navidad es una de las festividades más importantes del cristianismo y a nivel popular esta fiesta mezcla su carácter religioso con la tradición de la convivencia familiar y la mercadotecnia, lo que en muchos casos genera estrés y preocupaciones, es vital que las personas puedan establecer un balance entre la dinámica de la época y el bienestar personal para evitar la ansiedad, el pánico y la tristeza”, añadió la trabajadora social de Coopesalud.

 

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí