Banco Popular nombra presidenta cooperativista: “Pueden esperar compromiso, diálogo y apertura”

0
49

 

Aarón Chinchilla. – El Junta Directiva del Banco Popular y de Desarrollo Comunal (BP) nombró a la cooperativista Grace Badilla como la nueva Presidenta del órgano financiero y aseguró que, al asumir dicho cargo, colaborará con el progreso y desarrollo de las pymes del país.

Badilla, máster en Administración Pública con énfasis en Administración Cooperativa, manifestó que procurará en el cargo distintos acercamientos con sectores, dinamizar la economía en momentos de crisis.

La nueva presidenta del ente bancario habló con La Voz Cooperativa y esta es parte de la entrevista.

¿Qué implica para usted asumir la presidencia del Banco Popular en un contexto como el de la actual crisis económica que vive el país y el mundo?

Asumir la Presidencia del Banco de los trabajadores, en este momento de crisis, significa para mí un enorme compromiso, para revisar todo aquel entramado que me define como patriota, como costarricense, como mujer, como madre y cómo ciudadana.

Los miembros de la Asamblea de trabajadores con mi llegada a la Presidencia del banco solo pueden esperar compromiso, dialogo ya apertura para favorecer los requerimientos productivos del país priorizando la pequeña y mediana empresa, los grupos vulnerables y las mujeres y jóvenes emprendedores (…).

Nuestra mayor preocupación, la constituyen el 20% histórico (de desempleo) que arrastra con mucha vergüenza nuestro país y al que debemos sumarle más de 500.000 nuevos desempleados, donde al menos el 50 % lo constituyen mujeres.

¿Qué pueden esperar del Banco Popular los clientes y miembros de la Asamblea de Trabajadores con su llegada (a la presidencia)?

Con mi llegada a la Presidencia del banco, los miembros de la Asamblea de trabajadores pueden esperar compromiso, dialogo y apertura para favorecer los requerimientos productivos del país, priorizando la pequeña y mediana empresa, los grupos vulnerables y las mujeres y jóvenes emprendedores.

En este banco, solo deben tener cabida los mejores, los más amables, los más sensibles, los más diligentes, extraordinarios ciudadanos trabajadores.

¿Cómo enfrentará el Banco los retos digitales?

Debemos vencer el miedo a lo nuevo que nos atropella. Si lo logramos nosotros, este banco que se debe al país, está obligado a accesar, usar y desarrollar tecnología de punta y de última generación.

Eso iría acompañado de nuestra actitud, conducta y vocación de servicio. Tenemos que trabajar para estar en el corazón de los ciudadanos.

¿Cuál es el espacio del Banco Popular en una economía de crisis de cara al 2021?

Esta es una enorme discusión sobre la que urgen definiciones certeras de nuestro banco. Una primera aproximación es que el Banco Popular debe estar en el centro de la reactivación económica.

Debemos revisar nuestro portafolio de productos financieros para contribuir a la estabilización económica y valorar dónde colocar nuestro dinero. Ver si se pone aquí o allá o se invierten en créditos con mejores condiciones para la producción y el desarrollo de la pequeña y mediana industria del país, financiamiento de la investigación, ciencia o técnica.

Tenemos que iniciar un dialogo horizontal con el BN y el BCR para lograr que juntos nos pongamos a la altura de los tiempos que vivimos y hacernos merecedores del cariño y reconocimiento del pueblo.

¿Qué recomendación hace usted a las familias trabajadoras que actualmente sufren condiciones económicas adversas para evitar caer en los créditos gota a gota y el sobre endeudamiento?

Mi primera respuesta es que les exijan a los bancos del estado que reflexionen y revisen su papel en la sociedad. Si ese espacio lo ocupa la informalidad con todos los peligros que conlleva, es porque algo no hacemos bien los bancos de los costarricenses.

¿Hacia dónde se deben dirigirse los esfuerzos para dinamizar la economía?

La ley dice que nuestra obligación es el bienestar de los trabajadores y eso implica pleno empleo, estabilidad, seguridad en el país, acceso a la educación, salud (..) Este es el núcleo desde el que se planea la política del banco,

Más allá de estar de acuerdo o no con la política macroeconómica del gobierno, es una cuestión que no obliga, en primer lugar, a hacer bien lo que estamos
obligados y en segundo lugar a estudiar y dialogar más.

Los esfuerzos deben dirigirse a un convencimiento genuino que se debe invertir en el aparato productivo y considerar aspectos de tasa de interés, riesgo, acopio de conocimiento y tecnología.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí