Ventana cooperativa

0
27

 

*Por Luis Corella

Pasado el proceso de diálogos nacionales y retomado en buena parte la estabilidad social después de días muy convulsos, viene ahora una tarea más dura y compleja y es aplicar grandes soluciones para salir de la crisis económica que vive el país.

Cierto es también que la pandemia afectó muchísimo, pero la realidad es que se venía en franco deterioro de la economía nacional, por factores que se arrastraban desde hace muchos años.

Se pudo observar en los diálogos que cada sector trató de salvar lo suyo, y en escasos casos, se quiso por medio de un sector afectar a otros, con acciones poco éticas.

Podría decirse que es parte del funcionamiento de una democracia, que la libre expresión es un derecho que tenemos los costarricenses.

Lo que sucede, con el fenómeno de las redes sociales es que muchas veces se opina sin conocimiento de causa y se daña la moral ajena.

Por otra parte, se encienden los ánimos y se juzga casi al estilo de la inquisición. Fue de muy mal gusto ver desacreditar personas por sus convicciones y sacar lo más bajo del costarricense.

Ahora se anuncia que de nuevo el Gobierno llevará una propuesta a la Asamblea Legislativa para atender tema del FMI, cosa que se suponía no tenía ambiente y que de nuevo podría desatar las protestas populares y sentirse burlados quienes participaron en el diálogo nacional.

Esa forma de actuar del Poder Ejecutivo no le hace nada bien al país. Esperemos que no se cometan los errores anteriores para mantener la paz social.

Los pueblos siempre estarán atentos ante las amenazas que se ciernen a su alrededor, defenderán lo suyo cuando sea necesario.

Sin embargo, el pueblo como tal debe tener el cuidado de no dañar al mismo pueblo, porque con ello se empeora la situación nacional. Ante esta coyuntura lo que debe hacer el cooperativismo es construir, proponer nuevas alternativas de desarrollo, generar empleo de calidad y matricularse en el proceso de la reactivación económica, aportando su mejor experiencia, que la tiene de sobra.

Todo bajo un ambiente de colaboración y trabajo conjunto, comprendiendo que en épocas de crisis, el cooperativismo está llamado a ser una verdadera alternativa dentro de la sociedad.

Pasada la tormenta viene la gran oportunidad de iniciar el trabajo de reconstrucción nacional.


* ExSecretario ejecutivo del Consejo Nacional de Cooperativas (Conacoop).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí