La mujer en los órganos de dirección cooperativa

0
92

 

* Por Gilda Odette González Picado.

En el pasado Congreso Nacional Cooperativo, se planteó la necesidad de darle mayor participación a la mujer, y que el Conacoop, ente de representación y defensa del movimiento cooperativo, tenga una “Política de Género”.

Si somos fieles a los principios cooperativos, no podemos ignorar la necesidad de implementar ambas cosas en el movimiento cooperativo, uno a uno los principios cooperativos nos llaman a darle participación a hombres y mujeres por igual, sin excepción, todos los principios y valores cooperativos pueden desarrollarse desde la perspectiva de género.

Aunque Costa Rica ha firmado muchos convenios internacionales tendientes a lograr la equidad de género y se han aprobado leyes en ese mismo sentido, en el caso del movimiento cooperativo tenemos una deuda enorme. Desgraciadamente la paridad de género en las cooperativas será una realidad solo con la aprobación de una ley que la establezca y que haga obligatoria su práctica.

Recordemos también que no es solo la paridad, también tenemos que pensar en las oportunidades de trabajo, de estudio y capacitación, además de crédito que, al día de hoy, no se materializan correctamente.

En este crucial tema para las mujeres, los organismos de segundo grado y los organismos nacionales del movimiento cooperativo, están en la obligación de dar el ejemplo y sin necesidad de verse obligados por una ley, deben incluir en sus juntas directivas, en el Directorio de Conacoop, en la Junta Directiva del Infocoop, la paridad de género.

No pueden seguir aduciendo que es complicado, porque no lo es, existe la fórmula para hacerlo y es sencilla, todo es cuestión de voluntad. Ya es hora de darle a la mujer el lugar que se ha ganado a punta de esfuerzo y trabajo a lo largo de muchos siglos, ha sido duro y difícil el camino de la igualdad y la equidad, pero forzosamente se llega a él.

Cierro con la siguiente frase de María José Senent Vidal: “…no puede calificarse de correcta la gobernanza de las entidades cooperativas si no es coherente con los principios cooperativos, y éstos no se aplican correctamente si no incorporan la transversalidad de género”.


 

*Profesora y Directora de Conacoop

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí