La Montaña Sagrada: El Parque Nacional de todos los asociados de Coopelesca

0
135
Foto Cortesía

 

Un pulmón enorme que a su vez produce agua para seis cuencas de la Zona Norte, y esconde sitios mágicos en 1136 hectáreas que por años fue un parque de papel, ahora es la garantía de agua potable y energía para miles de costarricenses.

 

Esteban Mata. – Entre los cantones de San Carlos y Zarcero se levanta un pulmón enorme que a su vez produce agua para seis cuencas de la Zona Norte, y esconde sitios mágicos en 1136 hectáreas que hasta hace solo unos años era un parque de papel y ahora, es la garantía de agua potable y energía para miles de costarricenses.

La Montaña Sagrada, también conocida como el Parque Nacional del Agua Juan Castro Blanco se ha convertido en uno de los proyectos estrella de Coopelesca, que junto a la Asociación pro Parque Nacional Juan Castro Blanco, Coopecubujuquí y Coopehuetar, fomentan la compra de terrenos y la protección a más de 30 especies de mamíferos, 32 variedades de reptiles, 44 especies de anfibios y 144 de aves.

Desde el 2015, Coopelesca impulsó un proyecto de aporte solidario de ₡200 mensuales que hacen todos sus asociados en el recibo eléctrico, con lo que fondean un fideicomiso que le permite a la Cooperativa y a sus socios garantizar recursos para el mantenimiento y expansión del parque.

Así lo reseñó en entrevista con La Voz Cooperativa el presidente de Coopelesca, Geovanny Villalobos Guzmán, quien recalcó que hay un interés de conservación y una conciencia ambiental detrás del proyecto, de mano de una visión de desarrollo sostenible que promueve el bienestar de los habitantes de la Zona Norte como parte del trabajo cooperativo en la región.

El siguiente es un extracto de la entrevista que dio Villalobos Guzmán a La Voz Cooperativa:

Además de la importancia ambiental, ¿cuál es la importancia estratégica de este proyecto?

Todo tiene que ver con la ecología. Ese parque tiene 14.400 hectáreas y es un receptor de agua que pasa esta agua a toda la región. Eso es importante porque allí nace el agua que abastece a más de 200 acuíferos.

“Para nosotros es importante que nuestros asociados tengan acceso al agua potable, pues el bienestar de ellos es el de la cooperativa. Las 6 cuencas hidrológicas nacen en ese reparto. Tenemos centrales hidroeléctricas en algunas de esas cuentas, por lo que tiene mucho sentido garantizar la fuente primaria de la energía eléctrica que es el agua.

¿Cuándo decidió Coopelesca meterse de lleno es esa iniciativa?

Desde el 2014 y 2015 decidimos comenzar a comprar tierras en el parque.

¿Por qué?

Porque nosotros consideramos que esa tierra, al estar todavía en manos privadas, no se iba a utilizar en lo que es más importante, que es a producción de agua,

¿Por qué consideran que este proyecto refleja solidaridad cooperativa?

Lo que cada asociado pone al Parque son ¢200 por recibo, eso es parte de su capital social, eso significa que a cada uno se le va registrando como capital social, no es que hay un regalo de nada. Con los ¢200 se hizo una proyección de flujos a 15 años, y entonces, se hizo un fideicomiso con el Banco Popular y ello nos permitió acceder al recurso para comprar 1.132 hectáreas y con eso, con lo que ingresa mes a mes, se va cancelando lo que ellos nos dieron originalmente.

¿Hay condiciones para la apertura al público?

Efectivamente, ya las tierras se van a utilizar para hacer visitación y con ello, lo que se pretende dar mantenimiento a las tierras, porque requiere darle seguimiento al cercado, y seguimiento a la regeneración, y la idea es seguir adquiriendo más tierras.  La invitación está abierta, en este momento se hace visitación guiada y demás.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí