De estudiantes a empresarios: Coopesiempre busca mejorar accesibilidad

0
8

Por Ovidio Vargas.

Coopesiempre es una cooperativa que ofrece servicios de reparaciones para línea blancas y otros tipos de aparatos electrónicos, que supo cómo ponerle el pecho a momentos tan difíciles como una pandemia justo cuando arrancó su negocio en el 2020, ahora buscan consolidarse en servicios de reparación de sillas de ruedas.

De ahí nació una cooperativa para poder compartir y buscar clientes como grupo, en vez de la dificultad que genera cada uno por aparte.

Esta cooperativa está ubicada en Santo Domingo de Heredia, sobre la ruta 32, y se traslada a diferentes lugares del país.

Su gerente, Luis Mariano Alonso, afirmó que la satisfacción de crear la cooperativa es como de ser un papá ya que la fundó de la mano de sus estudiantes, trabajando juntos.

“Estábamos trabajando de forma independiente, en desorden, los que vivían en Desamparado reparaban en Hatillo, los de Hatillo en Heredia; teníamos las ganas organizarnos un poco mejor. Yo ya había estado antes en una cooperativa y conocía el modelo”.

Alonso afirmó que fue gracias a la intervención Cristian Herrera de la CPCA, se les recomendó el modelo autogestionario, lo que los llevó a utilizar ese modelo luego de que todos los estudiantes estuvieran de acuerdo.

De aula a empresa

“Yo daba clases en un instituto, ahí conozco a ese grupo de personas que querían hacer algo, ellos empezaron con el curso de electricidad, pero se acabó el curso se graduaron y ¿de aquí qué?, nació la idea de trabajar juntos”, narró Alonso, quien tiene las expectativas de lograr alojarse en un local más grande que el actual.

La cooperativa funcionó trabajando en línea blanca, lo que empezó de darle buenos réditos para mantenerse bien; pero la pandemia cayó y esto afectó tanto a sus posibles clientes como al modelo de ir a los lugares a reparar los electrodomésticos.

“Las personas se iban quedando sin trabajo y cerraban los comercios y el poco dinero se guardaba para alquiler, pero no para reparar electrodomésticos. Entonces la economía de la empresa de nosotros recién formada se nos vino abajo”, dijo el gerente de Coopesiempre R.L.

La necesidad es la madre de las invenciones y los cooperativistas encontraron la solución para reinventarse, dando con un mercado como lo es reparar máquinas de establecimientos comerciales, más aparatos industriales.

“Nosotros empezamos a buscar ideas porque alguien nos podía estar necesitando pero no teníamos idea de quién era. Mientras algunos restaurantes cerraban le daban mantenimiento al local, en pintura y reparación de electrodomésticos, ahí es donde nosotros encontramos una oportunidad de trabajo, vimos eso, también debe haber panaderías y reposterías en la misma situación”, expresó Alonso.

Ayudar a la accesibilidad

La cooperativa sigue en evolución constante a pesar de su corto tiempo de existencia, por lo que ahora incursionaron en la reparación de sillas de ruedas, mejorando la accesibilidad para personas con discapacidad.

“Nosotros reparamos sillas de ruedas eléctricas, tenemos experiencia en electricidad, electrónica y mecánica, entonces ¿por qué no dar ayuda a los grupos de discapacitados?”, mencionó el gerente.

Parte de la satisfacción que genera este trabajo, se debe a la dicha que le genera para el grupo de personas que ven limitada su capacidad para trasladarse tras un mal funcionamiento en su silla de ruedas.

“A diferencia de cuando se repara un electrodoméstico, cada vez que hemos reparado una silla de ruedas, la persona queda contenta, satisfecha y la sonrisa que nos da, porque la quedó totalmente diferente, es una alegría tremenda, que a nosotros nos satisface al colaborar con ellos”, concluyó Luis Mariano Alonso, gerente de Coopesiempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí